INSTITUCIONAL - INSTITUTO COUNSELING

Vaya al Contenido

Menu Principal:

INSTITUCIONAL

INSTITUTO PRIVADO "CONSULTORÍA ESPIRITUAL"
Incorporado a la Enseñanza Oficial (A-1411)
Plan de Estudios propio aprobado con validez nacional RSSGECP N° 137/12

DIRECTORA GENERAL: Sandalia Amadeo y Videla

RECTORA: Viviana Esquivel

DIRECTORA DE ESTUDIOS: María Marta Echazú

SECRETARIA: Mónica Dreisch

TESORERA: Alicia Diurno


EDUCACION CENTRADA EN EL ALUMNO:

En el Instituto “Consultoría Espiritual” la Formación de los Consultores Psicológicos (Counselors) se basa en la teoría rogeriana del Enfoque Centrado en la Persona y en la teoría de Rogers de la Educación Centrada en el Alumno.
Rogers explica cómo se genera el cambio en su manera de enseñar hablando de su propia experiencia, y dice que a medida que en terapia confiaba más y más en la capacidad del individuo no pudo evitar cuestionarse su enfoque en la enseñanza. Si veía a los consultantes como dignos de confianza y básicamente capaces de descubrirse a sí mismos y de guiar sus vidas en un ambiente que Rogers mismo era capaz de crear, ¿por qué no podría crear el mismo clima con los estudiantes y promover un proceso autodirigido de aprendizaje?
Esto es lo que deberíamos lograr todos los docentes, tomar esta actitud respecto de los alumnos: considerarlos dignos de confianza y renunciar a ejercer el poder evaluando o juzgando a los alumnos.
Es indudablemente más fácil y más seguro para los directivos y docentes tener todo controlado exigiendo resultados y constatando permanentemente el aprendizaje, pero eso es priorizar la comodidad de los docentes antes que el aprovechamiento de cada estudiante en particular.
Rogers extrae del diario de una maestra y cita la siguiente frase: “Yo deseo realmente ayudar a mis alumnos a que encuentren el sentido de la seguridad dentro de sí mismos, de manera que el inevitable cambio no los asuste”.
La única preocupación de los docentes debe ser brindar la máxima excelencia académica y desarrollar la creatividad, de modo que cada clase dictada sea única e irremplazable y genere en los alumnos deseos de participar y hambre de aprender.
Los docentes deben estar dispuestos a no “manejar” los resultados, sino a dejar en manos de los alumnos el proceso de formación, de acuerdo a las ideas del filósofo Martín Heidegger que dice que “enseñar es dejar aprender”.
No seremos maestros y evaluadores sino “facilitadores de aprendizaje.”
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal